La astrología y el feminismo

/
25 views
Astrología, cambio de destino a través de la relocación. | Eva Lunella  Astróloga
Foto de Eva Lunella

Según la RAE, la astrología se define como el “ Estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas”. La palabra astrología viene de la palabra griega “ἀστρολογία ”, que significa estudio o ciencia que trata de los astros.

La astrología hoy en día se considera por la comunidad científica como una pseudociencia o como una simple superstición que se basa una serie de creencias sin base alguna, aunque, en sus inicios, la astrología era incluso considerada una disciplina académica de rango científico, a pesar de que la astrología es más antigua que muchas de las ciencias de hoy en día. Su origen se remonta a la antigua Babilonia, donde fue introducida a los griegos a principios del siglo IV A.C. A través de los estudios de Platón, Aristóteles y otros, la astrología llegó a ser altamente considerada como una ciencia. 

La astrología, tanto oriental como occidental, se basa en un sistema predictivo muy similar al utilizado por la meteorología. Los egipcios fueron los primeros en seguir los principios babilónicos de la astrología. Los egipcios ya seguían la astrología decánica, y pronto se fusionaron con los babilonios, dando lugar a la astrología horoscópica, que fue rápidamente adquirida en otras partes del mundo (Europa, Oriente Medio y la India). 

Pero mucho antes de todo esto, tuvo lugar la Astronomía, que según la RAE es “la ciencia que estudia la estructura y la composición de los astros, su localización y las leyes de sus movimientos”. Esta ciencia tiene lugar desde que el primer humano levantó la vista para mirar al cielo y observó el sol. 

La astronomía es el origen y base de la astrología, por lo tanto, aunque esta se considere una pseudociencia, podemos decir que tiene una base científica y que se guía según una serie de operaciones matemáticas. 

Los astrólogos utilizan cálculos matemáticos para establecer las coordenadas adecuadas, calculando la posición de los planetas y viendo cómo estos se relacionan con las predisposiciones personales de cada individuo. 

Los astrólogos han observado a lo largo de la historia como la posición de los astros afecta a los seres vivos. Vemos como los elefantes siguen una serie de rituales según la fase lunar, como la luna puede llegar a crear olas en el océano o como afecta el crecimiento y el tamaño de los cultivos. Entonces, si la astrología tiene una base científica y nos basamos en la observación, experimentación y razón para sacar conclusiones, ¿por qué no se considera una ciencia?

Desde siempre se ha consultado la astrología. Importantes dirigentes políticos la han utilizado para sus fines. Julio César, Napoleón, Churchill, Hitler, Mitterrand o Nixon  tuvieron ayuda de astrólogos para tomar grandes decisiones. Cuando observamos y analizamos muy detenidamente el paso de los planetas por los signos, podemos llegar a conclusiones eficaces. 

Hemos comprobado su efectividad en diversas situaciones, como las predicciones de la pandemia de 2020 a base de las posiciones astrológicas.  Pero, aún sabiendo todo esto, una gran mayoría de la población, sobre todo en Europa, considera la astrología como una simple superstición. 

Pero ¿por qué?   

La astrología se relaciona con la mujer.  En el pasado, eran las mujeres babilónicas las que estudiaban y practicaban la astrología como una herramienta de conocimiento espiritual y político.  Y, hoy en día, la mayoría de licenciados en astrología son mujeres.  Existen claros prejuicios que asocian la astrología con un interés femenino.  Se vincula este conocimiento con la mujer como forma de subestimarlo, de categorizarlo como falso o supersticioso.  ¿Tiene esto algo que ver con que la astrología se considere solo una pseudociencia?

Por: Lara Yildiz

close

El més recent

Racism in sport

What is racism? Before starting this topic, it is best to know what racism is, since